10 etapas en toda producción musical

Saltarse alguna de las etapas de la producción musical significa tener que dar pasos atrás de manera continua. Pero no te castigues, es normal al principio cuando no se conocen bien los pasos necesarios que toda producción musical conlleva, antes de poder ver nuestras canciones plasmadas en un disco. ¿Quieres saber cuales son? Te las cuento...
Fases de la creación de un EP o Álbum

Fases en la producción musical de un EP o álbum

Las etapas por las que pasa toda producción musical son muchas, algunas desconocidas, antes de que la música de un grupo o artista se convierta en un disco físico o audio digital que se pueda comprar o escuchar en las plataformas de streaming.

Al mando de todas ellas está siempre el productor musical, cuya función principal será ayudar al artista durante todo este proceso, para poder plasmar su idea original y convertirla en un producto comercial acabado y listo para tener éxito.

¿Para qué es necesario un productor musical?

Son muchas las tareas que realiza un productor musical, tanto creativas como administrativas, y van desde ser quien realiza el presupuesto inicial y vigila que éste se cumpla a rajatabla, hasta controlar los últimos retoques del mastering.

Pero también es quien vela por mantener un ambiente creativo y calmado en el estudio, a veces hace de psicólogo del artista, es quien toma las decisiones a menudo difíciles pero importantes, y quien mantiene la visión final del proyecto durante todas las fases de la producción musical.

Veamos cuales son una a una estas 10 etapas de la producción musical necesarias para la creación de un disco, y que enfocaré desde mi perspectiva como productor musical en tantos y tantos discos, y que dividiré básicamente en 3 áreas principales: Pre-Producción, Producción y Post-Producción.

Resumen

Podemos dividir las etapas de una producción musical en 3 áreas principales: Pre-Producción, Producción y Post-Producción. Al mando de todas ellas estará el productor musical, cuyo objetivo será convertir la idea original del artista en un producto comercial acabado y listo para la venta.

Pre-Producción

En esta primera parte del proceso el productor ejecutará tareas fundamentalmente administrativas, tales como firmar contratos o elaborar el presupuesto, pero también creativas, apoyando al autor en la composición de los temas, incluso colaborando como co-autor, y organizando los arreglos musicales.

1Elaboración del presupuesto

Presupuesto de un disco comercial

Como dice el dicho… «Lo único que se empieza por arriba son los pozos», y lo primero y más importante antes de empezar una producción musical es hacer un presupuesto. Esta tarea administrativa es realizada a veces por el productor ejecutivo que pone el dinero para el disco, aunque no siempre, pero en todo caso estará basada en las cifras que provea el productor musical.

El presupuesto habrá de incluir todos los gastos del estudio o diferentes estudios de grabación, desplazamientos y viajes en coche o avión, hoteles, comidas fuera y dentro del estudio, personal extra como músicos de sesión o coros, ingenieros de sonido y asistentes de grabación, y finalmente el sueldo del ingeniero de mastering y el propio sueldo del productor musical.

Si eres un productor novel, a la hora de hacer tu presupuesto tendrás que calcular los días que le vas a dedicar a todo el proceso y multiplicarlo por tu tarifa diaria, para que dicha cotización que te sea rentable.

2Firma del contrato discográfico y de producción

Contrato discográfico

Además del presupuesto, como productor tendrás que redactar y vigilar tu propio contrato con la compañía, pero a su vez el del artista para contigo y con la propia compañía, si los hubiera. Tu deber será aconsejar al artista y velar por sus intereses, además de velar por los tuyos propios también, jeje…

Conocer y entender bien todos los términos legales presentes en este tipo de contratos, así como todo lo relativo a los royalties en cada país, y la legislación en cada caso / país sobre patentes y marcas comerciales, otros de los problemas que surgen a menudo en las producciones con bandas, es a priori bastante importante si quieres ser un productor musical de verdad.

Por otra parte, si como productor te implicas en la composición de los temas, deberás de conocer todo lo relativo a los derechos de protección intelectual para controlar que los temas estén protegidos. Habrás decidir si se registran o no con una editorial musical, y controlar que sean registrados en una sociedad de gestión de forma correcta y equitativa, para poder recibir después los derechos de autor que legalmente te correspondan.

3Licencias de uso de covers, samples y loops

Licencia covers, loops y samples

Si el disco contiene canciones originales de otros artistas, el productor tendrá que averiguar el propietario de los derechos de autor para conseguir su permiso y la licencia. En España lo más sencillo es consultarlo en la SGAE. El autor o editorial pondrán precio a la licencia, sin la cual, no podremos incluir dicha versión o cover en nuestro disco.

Usar loops o samples de otros temas es muy habitual en determinados tipos de música como el Hip-Hop o la música electrónica, pero para poder incluirlos en un tema, el productor deberá obtener el permiso de los autores originales.

En el caso de que el artista o grupo colabore con otro artista que tenga contrato con un sello diferente al nuestro, el productor, aunque nuestra compañía ayudará en ello, habrá de recabar la autorización del sello del artista invitado.

4Composición y arreglos musicales

Preproducción composición y arreglos musicales

Los productores musicales más creativos suelen implicarse de una manera más directa en la composición y arreglos musicales de los temas. Muchos son solo programadores o arreglistas, pero otros son excelentes compositores y letristas cuya aportación en los discos que producen los hace tan famosos o más que los propios artistas.

Planificar correctamente la estructura de los temas, del arreglo y los instrumentos utilizados es fundamental para que estos funcionen. A veces, los famosos «Hit Makers» tan solo aportan un pequeño sonido o efecto que hace que el tema sea un éxito, pero lo normal es contar con arreglistas o productores de música profesionales en esta fase de la pre-producción.

En todo caso, un buen productor musical ha de conocer bien el estilo musical e influencias del artista, sus trabajos anteriores, y saber identificar sus fortalezas y limitaciones para escoger el tono y tempo correcto de cada tema. Además, aportará su experiencia para mejorar la interpretación de los cantantes o músicos de la banda durante la grabación.

El productor musical también ayudará al artista a filtrar y escoger los temas, a realizar las maquetas o demos, y a escoger al personal idóneo que participará en cada uno, como músicos de sesión, coros, ingenieros de grabación y mezcla, etc…

Home Studio o Cómo ahorrar en el proceso de pre-producción

Desde la aparición de los primeros secuenciadores y más tarde los DAW (Digital Audio Workstation), softwares que permiten la edición de audio digital, la mayor parte del proceso de pre-producción, y gran parte también del de producción se realizan antes de llegar al estudio.

La mayor parte de los productores de música trabajan en los arreglos musicales desde su propio estudio en casa o (home studio), lo que permite no solo abaratar la pre-producción y el posterior proceso de grabación, si no poder tener una idea bastante aproximada de como sonará finalmente el tema una vez esté sea grabado.

Esto es posible gracias a lo realistas que resultan actualmente los instrumentos virtuales, siempre en función de la calidad del programador o arreglista, y del salto de calidad en los DAW, tarjetas de sonido, sintetizadores, samples, y plugins en general, que ha logrado la industria musical en estos últimos años.

Resumen

Durante el proceso de pre-producción el productor musical elaborará el presupuesto, asesorará al artista en su firma del contrato discográfico y firmará su propio contrato de producción. También averiguará la situación legal de los temas, y obtendrá las licencias para su uso, en caso de necesitarlas, y podría colaborar en la composición y los arreglos musicales de los mismos como un autor más.

Producción

En esta segunda parte del proceso, el productor trabajará su faceta más técnica, dirigiendo al ingeniero de sonido en la grabación de los instrumentos, voces y coros, terminando por editar y producir las pistas grabadas antes de llevarlas a mezclar.

5Grabación y Producción

Grabación y producción

Con todos los temas ya listos y arreglados, llega el ansiado momento de alquilar estudio de sonido para grabar. El productor musical es quien establece los horarios del estudio, los días necesarios para la grabación, y coordinará cada músico o cantante extra necesario cuando toque, así como los ingenieros, asistentes, etc… y todo ello, manejando de manera eficiente los recursos asignados en el presupuesto.

Durante la grabación, el productor será quien dirija al artista o músicos en la dirección correcta, manteniendo siempre clara la visión inicial del proyecto, y quien tomará las decisiones difíciles llegado el momento, respecto al tipo de sonido o interpretación de los músicos o el artista.

Será además quien decida el tipo de outboard o micros, y la colocación de estos más idónea para cada instrumento, aunque en esto los ingenieros de sonido suelen ayudar bastante. Y también quien tenga claro el tipo de efectos, pedales o equipo que se ha de usar, especialmente si estos efectos han de quedar quedar impresos en la pista grabada para siempre.

Por último, el productor musical deberá de ser el garante en todo momento de mantener la paz y el buen rollo en el estudio, procurar un entorno creativo durante todo el proceso, y llegado el caso, hacer de psicólogo o coach personal de quien lo necesite, jeje…

6Grabaciones adicionales u overdubs

Grabación con orquesta sinfónica

En producciones mas profesionales, a veces es necesario coordinar otro tipo de grabaciones adicionales u overdubs, como por ejemplo, coordinar la grabación de otro artista invitado en otro estudio para un dueto, o grabar con una orquesta sinfónica y coros alguno de los temas del disco.

El productor tendrá que contratar y coordinar los distintos profesionales implicados en dicha grabación con orquesta, como el orquestador que hará el arreglo musical, el copista que hará el score y las partes de cada instrumento, el director de orquesta, y finalmente contratar a la orquesta idónea para cada tema, porque no todas son iguales.

7Edición

Edición en ProTools

Terminado el proceso de grabación, comienza uno un poco más aburrido, o no, jeje.. que es el proceso de producción de las pistas, lo que incluye la edición, creación de compos, afinación, aplicación de efectos y otros ajustes varios.

Todos estos procesos se verán alargados en el tiempo en función de lo bien o mal que hayamos realizado el proceso de grabación. Es decir, si hemos grabado de forma correcta, editar y afinar ocupará una pequeña parte de nuestro tiempo, y el resto, lo podremos emplear en la parte preferida de todo productor musical, la parte creativa o la producción en si misma.

En esta fase de producción es donde el productor juega con las distintas partes, prueba distintos efectos, hace cambios y toma decisiones respecto a que tomas de la voz son mejores en cada momento, o que solo o instrumento es el que más emociona y hace que la canción funcione mejor.

Una vez tengamos claro cada tema, el productor musical hará una limpieza general de pistas, y realizará una primera mezcla de referencia o rough mix, que será de vital importancia no solo para nosotros y el artista, sino para la persona al mando del siguiente proceso: el ingeniero de mezcla.

Resumen

En el proceso de producción el productor se asegurará de que tanto los instrumentos como las voces se graben de manera correcta, será quien fije los horarios y el personal necesario para la grabación, y determinará el equipo o outboard necesario para la misma. De ser necesario coordinará cualquier grabación adicional extra, y finalmente trabajará en la edición, afinación, y otros trabajos de producción, además de en una maqueta a modo de primera idea del resultado final como referencia para el artista, el ingeniero de sonido y la compañía de discos.

Post-Producción

La post-producción es la última etapa en toda producción musical. Aquí el productor tiene un papel más pasivo pero más analítico, para poder ayudar al ingeniero a dar forma a la mezcla siguiendo su visión y concepto originales. En el paso final, el mastering, procurará mejorar el sonido final, sin desvirtuar el buen trabajo realizado en la grabación y la mezcla.

8Mezcla

Mezcla de canciones

Llegamos al primer paso del proceso de producción: la mezcla, en mi opinión una de las partes más importantes, sin no la más importante del proceso de creación de un disco.

Una mala grabación puede ser en parte disimulada por un gran ingeniero de mezcla, pero un mal ingeniero de sonido puede llevar al traste por completo toda la magia de una grabación que haya sido realizada de manera sublime y técnicamente correcta.

El ingeniero de mezcla es sin duda la persona que transformará finalmente todos nuestros esfuerzos en la grabación en el producto final que todo el mundo escuchará y comprará. De hecho, en muchos países (no en España), los ingenieros de mezcla reciben entre un 1%-2% de royalties por las mezclas que realizan, algo que sin duda merecen.

Nuestra demo o mockup será de vital importancia para él, porque llegará al proyecto totalmente ciego, y aunque escuchará las pistas varias veces antes de ponerse a mezclar, nunca podría tener nuestra visión como productor de cada tema sin ella. «Una imagen vale más que 100 palabras» dicen.., pues una buena maqueta vale lo mismo o más, jeje.

Por supuesto, antes de llegar hasta nuestro ingeniero con nuestras pistas para mezclar, incluso antes de la grabación, es imprescindible comentar con él ciertos aspectos técnicos, como el software a utilizar, la mejor frecuencia de muestreo, los bits de grabación, la cantidad de pistas, etc… Todos estos factores redundarán en un menor coste de días y dinero, empleados en preparar las sesiones para poder mezclarlas.

9Mastering

Mastering Online en Koala Studios Barcelona

Y llegamos al último proceso de la creación de un disco, y también uno de los más desconocidos: el mastering, un proceso imprescindible en cualquier producción musical, y que marcará la diferencia entre un producto profesional y otro amateur.

El ingeniero de mastering es una especie de notario musical, que realiza un último control de calidad sobre la mezcla, y que soluciona los posibles problemas técnicos que pudiera tener, si los hubiera.

Suele realizar los ajustes de dinámica, ecualización, balance e imagen que considere necesarios, y por último, aplicará la limitación necesaria para conseguir que el disco suene bien y sea comercialmente competitivo tanto en CD como en el resto de plataformas de streaming.

La compañía te pedirá los formatos de audio que se necesite para la distribución del trabajo, aunque no obstante, estos serían a día de hoy los formatos más comunes:

Audios a 16bits 44.1Khz para la duplicación en CD
Audios a 24bits 48Khz-96Khz para su distribución en las plataformas de Streaming
Otros mastering específicos como mastering para iTunes, Spotify, Youtube, etc…

Hoy día existen plataformas digitales gratuítas o semi-gratuítas donde la inteligencia artificial puede realizar sin moverte de tu ordenador un mastering online de cualquier tema y estilo musical. Sin embargo, la IA aún no llega al nivel de comprensión del oído humano que tiene un ingeniero de mastering. Por lo que si realmente quieres obtener un sonido profesional y de calidad, deberás de contratar uno, el mejor que te puedas permitir.

Resumen

En el proceso final de post-producción es donde el productor, ayudado de los ingenieros de mezcla y mastering, dará forma al producto final que saldrá a la venta. Procurará que la mezcla no solo refleje el sentir del artista, sino las directrices comerciales de la compañía, y se ocupará de proveer a esta con todos los formatos requeridos para su distribución y duplicación.

10Créditos o Label Copy

Hay un último proceso administrativo, que en realidad un buen productor musical va realizando a lo largo del disco, que es recopilar todos los nombres de cada persona que participa en él, para poder rellenar luego lo que se conoce como «Label Copy» o créditos del disco.

Te recomiendo ir realizando esta tarea a lo largo del proceso, más que nada por salud mental, jeje… porque luego puedes pasarte media hora solo intentando recordar el nombre de ese guitarrista que tocó ese gimmick tan chulo, que era amigo de otro amigo tuyo, y que ahora no te responde al whatsapp, jajaja…

En España si se te olvida dar el crédito a alguien que ha participado en el disco no pasa nada, bueno.. que esa persona se cabreará mucho contigo y dejará de ser tu amigo. Pero mucho ojo con dejar sin acreditar a alguien en una producción internacional, porque dicha persona podría perfectamente paralizar la distribución del disco hasta que su nombre aparezca en una nueva edición a la venta.

Normalmente, este tipo de situaciones se suele solucionar de una manera amistosa con prestación económica por medio, y no se llega nunca a paralizar la distribución del disco. Pero solo te lo cuento para que veas que el tema de los créditos es algo muy serio, y es una tarea que también ha de realizar el productor musical, y sin fallos.

11Diseño y Fabricación de los CDs

Este último paso, el número 11 de la lista es totalmente opcional, y solo te valdrá si te autoproduces y quieres fabricar tus propios CDs. Si es tu caso, necesitarás entre otros, a un diseñador gráfico que te haga la portada y contraportada del disco, un fotógrafo que te haga las fotos del interior, así como a un creativo que te junte todo el arte y te cree el libreto.

Si tu disco contiene covers, o algún tema usa loops o samples de otros temas originales, recuerda pedir permiso y conseguir la licencia. La mera duplicación en fábrica de cualquier cover, aunque no lo vendas, contraviene la Ley de propiedad intelectual. De hecho, la fábrica te exigirá dicha licencia antes de empezar a imprimir tus discos.

Por último, tendrás que decidir cuantos cds quieres fabricar, con que rapidez los necesitas, lo que influirá en el precio, el tipo de empaquetado, estuche o funda, otro factor a tener en cuenta para el precio final,

Otras cosas a tener en cuenta

Aunque parezca una tontería, ponerle nombre al album y decidir el orden de las canciones dentro de un disco, es más complicado de lo que parece, jeje. Pero es algo que el productor tiene que decidir necesariamente antes de hacer el mastering, ya que influye decididamente en dicho proceso.

No hay una norma escrita para ello, y tanto el artista como la compañía pueden ayudar en ello. Pero si es cierto que el single, especialmente si es un tempo rápido, no suele ir en primer lugar, si no en segunda o tercera posición, y los temas más relevantes suelen colocarse en el quinto y octavo lugar.

De alguna manera, y aunque ya no es ta relevante porque desde que existen los servicios de streaming ya casi nadie se escucha un CD al completo, se busca siempre mantener el interés del oyente durante toda la escucha, y evidentemente, poner las tres baladas del disco juntas no colaboraría a ello.

Un DDP es una imagen de disco 100% digital que crea el ingeniero de mastering, y que contiene todos los audios de un proyecto, así como la información de tiempos, nombres de las pistas, y separación entre ellas, formateada bajo el estándar «red book» o libro rojo.

Antes de la llegada del DDP (Disc Description Protocol), los ingenieros de mastering creaban un Pre-Master en CD de manera física, que estaba siempre sujeto a errores aunque se grababa a la velocidad paseando de un abuelito de 90 años.

Pero antes de que el ingeniero de mastering pueda generar el DDP para enviar a la planta duplicadora, el productor musical habrá de conseguir los códigos ISRC (International Standard Recording Code), que identifican de manera única cada tema del disco, y el código UPC (Universal Product Code) que identifica de modo único el propio CD.

La compañía discográfica será quien te consiga los códigos ISRC, que a su vez solicitarán a la entidad de gestión encargada de gestionarlos que en España es AGEDI. El código UPC o más conocido como código de barras, será generado por el propio sello discográfico bajo el estándard EAN13 o GS1.

Comparte este post, por favor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba