Productor musical ¿Qué es y para qué sirve?

La función del productor musical en un disco es bastante desconocida. Sin embargo, las nuevas tecnologías y la aparición de la figura del productor de música / DJ, han hecho que esta profesión y las escuelas dedicadas a ello, se hayan puesto de moda entre los jóvenes. ¿Quieres saber cómo llegar a ser un buen productor musical? sigue leyendo...
Qué es un Productor musical y para que sirve

Qué es un productor musical

El productor musical es el máximo responsable del sonido final de una producción musical. Es también el intermediario entre el artista y la compañía discográfica, y quien se encarga tanto de las tareas administrativas, presupuestos y organización del proyecto, como de las tareas técnicas y artísticas del álbum.

Muchos productores musicales trabajan con el artista o grupo desde el principio, y colaboran en la composición de los temas y letras, filtrando y escogiendo el repertorio, haciendo arreglos musicales, y ya en el estudio de grabación, tocando instrumentos, grabando voces, y supervisando en todo momento cada paso de la producción, hasta la mezcla de audio y el mastering final.

El verdadero productor musical es quien consigue convertir la idea originaria del artista o grupo en un producto comercial acabado, que lo conecte con una compañía de discos y un contrato discográfico, que termine finalmente sacando su disco al mercado.

Detrás de cada Hit hay un gran productor musical que sabe lo que hay que hacer, cuando y como hay que hacerlo.

Qué se necesita para ser productor musical

Tal y como un director de cine esta a cargo de todo lo relacionado con su película, pero no realiza ninguna de las tareas necesarias directamente, un productor de música no tiene porque ser compositor, músico o ingeniero de sonido para ser un productor musical, si no tan solo saber gestionar y rodearse de buenos profesionales con dichas competencias.

Ser músico, escuchar mucha música y tener conocimientos técnicos es importante en el mundo de la producción musical actual. Pero la única característica que sí es imprescindible para ser un buen productor musical, es tener la capacidad de convertir un tema musical en un producto competitivo que guste al público, y que arranque el interés de una compañía de discos para venderlo en el mercado.

La palabra productor procede del latín productor «el que lleva por delante«. Y es que para ser productor no siempre es necesario saber música, si no tener esa capacidad de ver por delante de los demás, y ver eso que puede hacer destacar a un tema por encima del resto, para que éste llegue finalmente al éxito.

Productor musical, qué es

¿Por qué es necesario un productor musical en un disco?

Todo artista necesita vivir de su arte y para ello necesita vender, y es el productor musical quien tiene la capacidad de convertir las ideas en un producto final de consumo, bien terminado, empacado y listo para vender o presentar a una compañía.

Los artistas no son hombres orquesta, y a veces tienen muchas ideas pero no pueden hacer o tocarlo todo, y es tarea del productor cubrir esas carencias con otros músicos, coros, etc… En ocasiones, los temas del artista no están finalizados, o tienen partes que no funcionan, son meras ideas o solo tienen el estribillo, etc… y es el produtor quien se encarga de apoyar esta labor creativa.

A veces los problemas no son las ideas, si no más bien técnicos. El artista sabe muy bien lo que quiere, bien porque lo ha escuchado en otro tema, o porque se le acaba de ocurrir, pero lo que no sabe es como se puede hacer, algo que un productor de perfil más técnico podrá ayudar a conseguir de manera rápida.

En resumen

No es posible hacer un disco sin un productor musical, cuya función principal es la de convertir la idea de un artista o grupo en un producto comercial listo para vender. No es necesario ser músico, tocar instrumentos o ser ingeniero de sonido para ser un buen productor musical, pero si tener la capacidad de anticiparse a las necesidades del público que consume música, para adaptar y dar forma a las canciones de un artista, de modo que destaquen sobre el resto y se conviertan en éxitos de venta.

Tipos de productor musical

En realidad no existen diferentes tipos de productor musical, si no productores musicales con diferentes aptitudes, y que pueden estar más capacitados que otros para producir determinados tipos de proyecto. Sin embargo, si que podríamos diferenciar básicamente tres tipos de profesionales en el mundo de la producción musical actual:

Función del productor musical creativo.

Productor Creativo

Los productores creativos suelen ser músicos o compositores, que se involucran en la creación y composición de los temas, además de realizar arreglos musicales y tocar también instrumentos en el estudio. Dentro de este tipo de creativos encontramos la figura del Hit Maker, que es esa persona que puede no ser músico, pero si conocer el tipo de beat, tempo, coros, sonidos, gimmick o hook que están de moda en ese momento, que aporte al tema ese toque necesario para su éxito.

Un caso especial de Hit Maker serían los actuales productores / Djs, que aunque no son músicos ni tocan instrumentos, con cientos de sesiones a sus espaldas son verdaderos expertos en analizar a tiempo real lo que engancha y gusta a su gente y los hace bailar. Es decir, viven profesionalmente de poner música y ver como la gente reacciona a ella, por eso algunos de ellos se han convertido en grandes productores.

Productor musical técnico o ingeniero de sonido

Productor Técnico

Los productores técnicos suelen ser ingenieros de sonido, aunque no siempre, pero en todo caso atesoran un gran conocimiento acerca de los equipos necesarios para realizar la grabación de una forma técnicamente correcta. Saben escoger el micro perfecto para la voz de cada artista, el tipo de amplificador para esa guitarra que el artista tiene en su cabeza, o como comprimir el bajo para conseguir que la interpretación sea correcta.

Pero no todo son aparatos, un productor técnico también ayuda a materializar esas ideas que el artista tiene en su cabeza y no sabe como conseguir, y que gracias a sus conocimientos logran dotar al artista de un sello propio. A veces los artistas saben perfectamente como o como quien les gustaría sonar, pero no saben como hacerlo, y sería la labor del productor conseguirlo.

productor ejecutivo de compañía discográfica

Productor Ejecutivo

El productor ejecutivo es quien normalmente pone el dinero para ejecutar la producción, y quien tiene el contacto directo con la compañía discográfica para la comercialización del producto. A veces es la misma persona que hace las labores técnicas o creativas, y otras es tan solo una persona especializada en vender artistas y discos como otros venden muebles o jamones.

En todo caso, sea él quien ponga el dinero o no, es quien se encarga de coordinar las sesiones en el estudio del artista o grupo, gestionar y pagar los músicos de sesión, los coros, el backline extra, y controlar cada euro que se gasta en la producción para ajustarse al presupuesto asignado, entre otras tareas administrativas como veremos más adelante.

En resumen

Dentro de la producción musical existen profesionales con diferentes aptitudes y capacidades, que pueden encajar mejor que otros en determinados proyectos. Hay productores más creativos que se implican en la composición y arreglos musicales de los temas, otros más técnicos, perfectos para la etapas de grabación y mezcla, y por último los ejecutivos, que suelen ser quienes pagan el EP o album, y se encargan de los contratos, el presupuesto y el contacto con el sello discográfico o compañía de discos.

¿Es lo mismo ser productor musical que producir música?

En estos últimos años, el fácil acceso a la tecnología y a redes de distribución alternativas, ha añadido confusión al término productor musical.

Ser productor musical va más allá de colocar de manera, más o menos afortunada, unos cuantos loops pregrabados en un software como Ableton o GarageBand. Sin embargo, algunos productores de música se llaman así mismos productores musicales por hacer simplemente eso, e incluso diferencian entre productores al viejo estilo, y los nuevos productores, o sea… ellos, jeje…

Hacer música con un ordenador no convierte a nadie en productor musical, ni tampoco aprender en una academia como manejar una mesa de mezcla o un compresor. Y es que no es lo mismo producir música o ser productor de música, que ser productor musical.

Diferencias entre un productor de música y un productor musical

La producción de música es tan solo una de las etapas o fases en la creación de un single, EP o álbum discográfico. Los productores de música suelen ser productores creativos que se ocupan de darle forma a las canciones, ponerles ritmo, acordes, crear la melodía, los hooks, etc..

Es decir, un productor de música se ocupa exclusivamente de la música o del instrumental, y tienen mucho en común con los arreglistas. Podríamos decir, que los productores de música son arreglistas 2.0, o su evolución lógica. Antes los arreglistas trabajaban sobre un papel pautado, y ahora lo hacen delante de una máquina con la ayuda de un software musical o DAW.

Por tanto, un productor de música, aunque también puede aportar creatividad y darle entidad propia al proyecto con su arreglo musical, no tiene nada que ver con la función del productor musical en un disco. El trabajo de un productor musical abarca muchos más tareas, y es él quien gestiona todo el proceso de la creación de un single, Ep o álbum hasta llegar al mercado.

Fases de la creación de un EP o Álbum

Etapas en la creación de un single, EP o álbum

La principal función de un productor musical es la de ayudar al artista en todo momento a plasmar su idea original y convertirla en un producto comercial acabado y listo para vender.

Sus funciones pasan desde ser quien realice el presupuesto inicial y quien se preocupe de que éste se cumpla a rajatabla, hasta controlar los últimos retoques de mastering.

Pero también quien vela por mantener un ambiente creativo y calmado en el estudio, en ocasiones hace de psicólogo del artista, mantiene durante todo el proceso la visión inicial del proyecto, y quien toma las decisiones a menudo difíciles pero importantes.

Estas son las etapas o fases por las que pasa toda producción musical hasta llegar a convertirse en un disco físico.

Elaboración del presupuesto
Firma del contrato discográfico y de producción
Licencias de uso de covers, samples y loops
Composición y arreglos musicales
Grabación y Producción
Grabaciones adicionales u Overdubs
Edición
Mezcla
Mastering
Créditos o Label Copy

En resumen

Toda producción musical para por muchas etapas antes de convertirse en un fichero de audio o disco comercial a la venta, y en muchas de ellas es imprescindible la colaboración de un productor musical. Su trabajo no solo se reducirá a ayudar al artista a convertir su música en un producto de consumo, si no que se solucionará todo tipo de temas legales, contratos, licencias, etc… sin los cuales sería imposible la mera duplicación del disco en una fábrica.

diferencia entre un productor musical y un productor de música

Terminando…

Espero con este artículo haberte aclarado la diferencia entre un productor musical, y un productor de música o persona que hace música con un ordenador. Pero también que hayas comprendido que si quieres llegar a ser un buen productor musical, no te bastará con estudiar en una escuela de sonido, por mucho que termines siendo un megacrack manejando una Solid State 4000, o el mejor técnico comprimiendo de la historia.

Ser productor musical implica toda una serie de conocimientos extra que implican ser bueno en labores ejecutivas, tener cierto poder de convicción y de mando, pero también mano izquierda para tratar con las personas, además de saber música y haber escuchado mucha música y de todo tipo para poder ser innovador, y poder ganarte la vida como productor freelance.

Por supuesto por algo tienes que empezar, y aprender a tocar un instrumento, o componer música, o iniciar una carrera de producción en una escuela es un buen primer paso para llegar a ser productor musical.

Pero sobre todo HUYE de toda propaganda que te prometa contarte los secretos de la producción musical en unas cuantas horas o días, y que te asegure que te vas a convertir de la noche a la mañana en un productor musical de éxito asistiendo a su curso online.

Esta profesión es muy larga y nada sencilla, y el proceso de formación no concluye nunca, ya que igual que el resto de disciplinas, la tecnología y los movimientos culturales hacen que, lo que sabías ayer… ya no valga para mañana. Pero es una profesión que también trae muchas recompensas, y lo mejor de todo… podrás hacer lo que te gusta y que encima te pagarán por ello.

Comparte este post, por favor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba